• CARRER DE MALLORCA, 279. 08037 BARCELONA +34 934 88 05 03

La vida en un internado abre un mundo de oportunidades

La vida en un internado abre un mundo de oportunidades

La vida en un internado abre un mundo de oportunidades SSHL es una escuela con internado situada en un ambiente maravilloso justo al lado del lago Mälaren. La escuela se encuentra en Sigtuna, la ciudad más vieja de Suecia, cerca de tanto Estocolmo como Uppsala y a solo 20 minutos del Aeropuerto de Arlanda. Entre los alumnos se encuentran alumnos del internado de suecia y del extranjero y además alumnos de día del barrio. Siendo alumno en nuestro colegio se crea amistades para toda la vida y futuros contactos por todo el mundo. Ex alumnos conocidos son el Rey de Suecia, Carl XIV Gustav, el ex primer ministro Olof Palme y el director de cine Daniel Espinosa. Aqui se puede estudiar desde los 13 años hasta la graduación y se puede hacer los cursos tanto en sueco como en inglés. Todos los alumnos tienen clases de sueco que se ofrece en diferentes niveles. SSHL aspira a asegurar que los alumnos salen bien preparados para estudios universitarios en Suecia y el extranjero. Nuestros alumnos continuan en universidades reconocidos en todo el mundo.

Los estudios están en foco

En SSHL los estudios están en foco pero también animamos a nuestros alumnos de participar en nuestra gran oferta de extraescolares. Aquí se puede practicar toda clase de deportes desde juegos de pelota hasta remo, esgrima y yoga además baile, música, teatro y pintura. La escuela dispone de un gimnasio própio y de un estudio de grabación y muchos alumnos se empeñan en proyectos globales. En el internado existen de momento siete viviendas de estudiantes donde tres son de chicos, tres de chicas y una para chicos y chicas de la escuela primária. Cada vivienda aloja a unos 25-30 estudiantes. En los hogares de chicos o chicas viven estudiantes con las edades de entre 15 y 19 años. En el hogar para la escuela primária viven estudiantes de entre 12 y 14 años. Hay progenitores y tutores en cada hogar en su función de adulto y cuyo deber es apoyar, aconsejar y ayudar a los alumnos. Procuran que sea como un segundo hogar y donde se encuentran cómodas y seguras. Los estudiantes que son de día pertenecen a una de las viviendas y son bienvenidos a participar en los demás extraescolares de la escuela o relacionarse con sus amigos del internado.